Remedios caseros para el pie de atleta

Consejos Naturales 2703 Visitas

Remedios caserosRemedios

Remedios caseros para el pie de atleta o hongos en los pies

Seguido podrás conocer 5 de los remedios caseros más conocidos y usados para tratar este tipo de patología, destacando que su tratamiento natural requiere generalmente de paciencia para que hagan efecto y ver sus resultados, pueden tardar más de tres semanas o un mes. Si los síntomas no mejoran o empeoran consultar con el especialista (podólogo).

remedios La aplicación de vinagre, hace modificar el PH de la piel devido a su acidez y ello ayuda a combatir a los hongos.
Para aplicarlo, se puede preparar en un litro de agua añadir medio de vinagre de manzana, y con este preparado poner en remojo los pies durante unos 20 minutos para posteriormente limpiarlos con jabón neutro y secarlos bien.
Para obtener unos mejores resultados, aplicar este tratamiento dos veces al día. También se puede usar esta solución para desinfectar la ducha o lavabo para así prevenir un posible nuevo contagio.

remediosEl ajo tiene propiedades antibióticas y antifúngicas naturales, diversos estudios lo indican. Gracias a ello lo convierten en un tratamiento para luchar contra una infección por hongos.
Para su aplicación podemos cortar en trocitos varios dientes de ajo y ponerlos en el cuenco donde vayamos a remojar los pies. Al finalizar secar bien los pies con una toalla limpia.
Otra forma es machacar y picar varios dientes de ajo y añadirles un chorrito de aceite de oliva o de orégano, con ello crear una especie de pasta la cual de aplicará en las zonas afectadas.

remediosEste aceite se puede usar para tratar sus síntomas gracias a sus propiedades fungicidas, antibióticas, antisépticas y antihongos.
Para su uso se puede diluir un poco con agua o mezclar a partes iguales con el aceite de orégano el cual también tiene propiedades antifúgicas y antibacterianas con lo que hacen una estupenda combinación.
Con la mezcla hecha se puede empapar con una bolita de algodón e ir aplicando en las zonas afectadas. Aplicar dos veces al día y después de cada aplicación lavar bien las manos.
Tal vez, te puede interesar de conocer más propiedades y beneficios del aceite árbol de té.

remediosLa aloe vera es una planta con muchas propiedades y se usa para muchos tratamientos, y entre uno de ellos en que se puede usar, está para tratar el pie de atleta gracias a sus propiedades antifúngicas y antisépticas. También ayuda a proteger la piel, aliviar irritación, comezón y a prevenirla de futuros contagios.
Para su aplicación, aplicar su gel (pulpa) en las áreas afectadas un par de veces a día.

remediosEl bicarbonato también tiene un efecto parecido al vinagre en cuanto al pH de la piel, neutralizando cualquier desequilibrio y ayudando a tratar este problema.
Para ello, con un poco de agua añadir una o dos cucharadas de bicarbonato sódico hasta crear una pasta. Con ella la aplicaremos en los dedos de los pies y zonas afectadas, dejar unos minutos para posteriormente enjuagar y secar bien esa área. Aplicar el tratamiento dos veces al día.
También se puede usar empolvorando un poco el interior de los zapatos y calcetines con este bicarbonato a modo de prevención de una futura recurrencia de la infección.

Recomendaciones y consejos para el tratamiento del pie de atleta
Aquí tienes algunas de sus principales recomendaciones a conocer y seguir si se padece este problema:Mantener los pies siempre limpios y secos, prestando especial atención entre los dedos. Después de lavarlos hay que secarlos cuidadosamente dado que la humedad crea un medio ideal donde los hongos proliferan y se expanden.
Usar calcetines de algodón limpios, no repetir el mismo dos días seguidos.
No usar zapatos mojados, húmedos ni de otra persona. Siempre tiene que estar secos, un buen método es secar estos al sol.
En sitios públicos como piscinas, duchas del gimnasio, … usar protección, como las sandalias, nunca ir descalzo.
Rociar frecuentemente el interior del zapato con talco antimicótico o algún tipo de desinfectante ayuda a prevenir contagios, sobretodo si se es propenso.
Evitar calzado ajustado, no transpirable, de plástico. Ello genera calor, retiene la transpiración, el pie suda más y favorece el crecimiento de los hongos.
No compartir o usar herramientas que estén en contacto con los pies con otros, como pueden ser toallas, cortauñas.
Siempre que sea posible darle reposo al pie y dejarlo al descubierto.
Para evitar que los hongos puedan desarrollarse en los zapatos, cambiar con frecuencia sus plantillas o zapatos.
Si se padece ataque de hongos, retirar cuando sea posible la piel muerta dado que esta puede alojarlos y volver a re-infectar. Para ello se puede usar con cuidado un cepillo de cerdas después de ducharse.
Si aparecen síntomas de fiebre, inflamación, ampollas con pus, se padece diabetes, erupciones cutáneas que no mejoran o empeoran, es necesario acudir al doctor.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios